domingo, 18 de marzo de 2012

Tiramisú

La cocina viva

Hace tiempo que mi hija me viene pidiendo que le haga este postre. Lo hice ya hace bastante tiempo y le fascinó. A mi por supuesto también me encanta y no se exactamente por qué no lo había vuelto a hacer hasta ahora. Bueno, en parte ha sido porque extravié aquella primera receta que dio tan buen resultado. Sin embargo, he decidido acudir a lo seguro yendo a este estupendo blog que me parece bastante fiable en lo que a comida italiana se refiere. No sólo porque su autora sea italiana sino por ser una estupenda cocinera.

En anteriores ocasiones lo preparé con bizcochos de soletilla, porque aún estaba peleada con el horno, pero ahora que los bizcochos casi no tienen secretos para mi, he decidido preparar yo misma la base de bizcocho que lleva el postre, supongo que así saldrá más rico, si cabe, je, je

Ingredientes:

Para el bizcocho
70 g de mantequilla
70 g de azúcar
3 huevos medianos
20 g de leche
250 g de harina de repostería
1 pizca de sal

Para la crema de mascarpone

250 g de queso mascarpone
50 g de azúcar
unas gotas de esencia de vainilla
3 huevos

1 taza de café bien cargado (usé descafeinado instantáneo)
3 cucharadas de disaronno
chocolate rallado para espolvorear
Elaboración:
Precalentar el horno a 175º. Primero que nada elaborarnos el bizcocho. Yo lo hice el día anterior, para dar tiempo a la miga a asentarse. Para empezar, batimos el azúcar y la mantequilla. Si lo queréis un poco más dulce podéis aumentar la cantidad de azúcar, yo lo haré la próxima vez porque me gusta un poco más dulce.  pasados unos dos o tres minutos, cuando tengamos una mezcla suave y esponjosa, añadimos los huevos uno a uno, a continuación echamos la leche y por último la harina y la sal. Ponemos la mezcla en un molde, Yo utilice uno de 26 centímetros. Horneamos de 30 a 40 minutos, sin olvidar comprobar antes pinchando con una brocheta. Dejar enfriar unos 10 minutos y desmoldar. Continuar enfriando sobre una rejilla. Reservar.

Para la crema, primero hay separar las claras de las yemas. Batir éstas junto con el azúcar y la vainilla, durante al menos cinco minutos, hasta que la mezcla tenga un aspecto cremoso. Añadir el queso y batir un poco más hasta que se integren bien los ingredientes.Montar las claras a punto de nieve, agregando antes la pizca de sal. Cuando estén listas las añadimos a la crema de mascarpone. Esto hay que hacerlo con cuidado para evitar que se bajen las claras. Usando una espátula y con movimientos envolventes de abajo hacia  arriba.

Preparamos una taza con dos cucharadas de café instantáneo y le añadimos el disaronno. He utilizado café instantáneo descafeinado por que tengo dos niños en casa, pero seguro que con un buen expreso está aún más rico, si cabe.

Para el montaje he partido por la mitad el bizcocho para tener dos discos iguales. He colocado uno de ellos en el fondo del molde y lo he mojado con el café. Después he puesto una capa de la crema de mascarpone y luego el otro disco de bizcocho, Terminamos con el resto de la crema y antes de servir espolvoreamos con chocolate en polvo o rallando una tableta de chocolate. Introducimos en el frigorífico durante al menos tres horas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario